Qué frustración

Qué frustración

Qué frustración

Por: Germán Vargas Lleras 01 de marzo 2020 , 12:03 a.m.
Siendo vicepresidente de la República, me correspondió presidir la junta de la Agencia Inmobiliaria Virgilio Barco, entidad que tiene a su cargo importantísimos proyectos de desarrollo que podrían transformar sectores completos de ciudades como Bogotá, Cartagena o Barranquilla.

El nuevo CAN, en Bogotá, el proyecto más importante de la agencia, podría convertirse, sin duda, en el plan de renovación urbana más importante del país. Está prevista una intervención en cerca de 50 hectáreas, en donde hoy se ubican más de 26 entidades distribuidas en una treintena de inmuebles. Con este proyecto, cuyo plan parcial ya fue aprobado desde 2017, se transformaría totalmente este sector, cuyos nuevo usos permitirían incorporar cerca de 3.000 nuevas viviendas, además de áreas comerciales y de servicios, y zonas verdes y espacios públicos que ocuparían prácticamente la mitad de todos estos terrenos. El proyecto contempla además la construcción de un parque lineal a lo largo de la avenida Eldorado, que se entregaría al Distrito completamente arborizado, con ciclorruta y senderos peatonales. El área construida para las entidades oficiales se multiplicaría por 5, con lo cual muchas podrían reubicarse en modernas instalaciones que reemplazarían las que hoy, en varios casos, como en los ministerios de Transporte y Defensa, han debido ser desalojadas.

El diseño del primer edificio de este plan se entregó vía licitación al reconocido arquitecto Daniel Bermúdez. Se estructuró en todos sus aspectos como una APP y cuenta ya con licencia aprobada. Ocho entidades, todas del sector transporte, con más de 6.500 funcionarios, habrán de ubicarse en este inmueble. El Ministerio de Defensa y sus entidades adscritas, así como la propia Agencia Virgilio Barco, serán los siguientes en trasladarse a los nuevos edificios del sector.

También dejamos muy avanzado el proyecto Ministerios, ubicado en la carrera 10.ª entre calles 6.ª y 10.ª, un sector deteriorado pero que es parte del centro histórico y mejorará mucho el entorno de la Presidencia de la República. El área total consta de 5 manzanas, en donde ya se habían adquirido 38 inmuebles. En ellas se planea construir los edificios para los ministerios del Trabajo y de Justicia, entre otras entidades, con prioridad en aquellas que hoy en día tengan en arriendo sus sedes. Dejamos con diseños y mecanismos de financiación aprobados los proyectos para tres de las cinco manzanas que, al igual que en el caso del CAN, permitirían transformar positivamente el centro histórico de Bogotá.

La agencia también se ocupó del proyecto Base Naval de Cartagena. La idea era, y espero siga siendo, trasladar esta base cuyo principal cuello de botella era su mecanismo de financiación, que conseguimos validar mediante un esquema de gobierno a gobierno en el que participaban España, Canadá, Francia y el Reino Unido. El plan contemplaba la construcción de un gran centro financiero, las vías para desembotellar Bocagrande, la construcción de una moderna terminal de cruceros, un nuevo centro de convenciones, hoteles, oficinas e, incluso, un acuario y el proyectado museo para el galeón San José. Cerca del 45 % del área se destinaba a parques y espacio público. Cartagena podría recibir con este proyecto un impulso a su desarrollo nunca antes visto.

También dejamos firmado el traslado de los batallones de Pereira, Pasto y Barranquilla. Los terrenos de este último permitirían seguir dando impulso a los proyectos que de años atrás viene adelantando la ciudad sobre el río Magdalena.

Pero todas estas iniciativas y sueños quedaron malogrados. Nada se ha avanzado, y no encuentro explicación distinta a lo que ocurre en muchos sectores de la Administración, donde nada pasa o, lo que es peor, que siendo esta iniciativa del gobierno pasado tomaran la decisión de sepultarla. Es claro que la junta directiva de la agencia no se reúne presencialmente y que como cabeza de la entidad fue designada la doctora Victoria Eugenia Restrepo, graduada como administradora agropecuaria y en mediación de conflictos, y cuyo principal mérito ha sido ser directora financiera y administrativa del Centro Democrático. Qué frustración…

Comments are disabled.