Fallo a la vista

Fallo a la vista

Fallo a la vista

Por: *Germán Vargas Lleras

La Corte Internacional de La Haya se pronunciará, este 21 de abril, sobre una de las 3 demandas interpuestas por Nicaragua contra Colombia. Mala noticia para el Gobierno, que hizo hasta lo imposible para retrasar este pronunciamiento, tratando de dejarle este problemita al gobierno entrante y con el argumento de que este tema podría tener incidencia en las elecciones presidenciales. ¿Se imaginan cómo recibió la Corte semejante tesis.

Para claridad, es prudente recordar que se trata de tres demandas. La primera ya se falló en 2012 con consecuencias adversas para el país, pues perdimos 70.000 kilómetros de zona económica exclusiva. En este fallo la Corte aceptó el argumento nicaragüense de la proporcionalidad de costas y desechó nuestra defensa a este respecto. En la segunda, Nicaragua pidió 80.000 kilómetros de plataforma continental extendida, entre otras pretensiones, y en la tercera, la que se fallará esta semana, que se condene al país por el incumplimiento del primer fallo.

En notas anteriores recordé que todo esto se hubiera podido evitar si desde 1994, año en que tuvimos conocimiento de que Nicaragua pretendía presentar la 1.ª demanda, el gobierno de entonces hubiera tomado la decisión de que Colombia abandonara esa jurisdicción. Pastrana lo hizo en 2001, pero ya habíamos sido notificados de su presentación y omitieron en ese momento salirnos del Pacto de Bogotá, que nos mantenía ligados a esa misma jurisdicción. El gobierno Santos lo haría, pero también tardíamente, después de conocer el primer fallo, y esa demora permitió que se presentaran las demandas 2 y 3, dentro del año siguiente. Nadie puede alegar que estos fallos nos tomaron por sorpresa, pues desde 2007 la Corte había señalado que el tratado de 1928 se limitó a una asignación de tierras, pero no de límites marinos, anunciando que procedería a hacerlo, como en efecto ocurrió en 2012.

El 21 conoceremos el fallo que versa sobre el incumplimiento del país al primer fallo de 2012. Nicaragua alega violación de sus derechos soberanos reconocidos en este fallo y añade que tanto Santos como Duque y sus cancilleres han rechazado públicamente la sentencia, con el argumento de que no es aplicable.

Creo que nuestra defensa en las audiencias de fondo, de finales del año pasado, fue muy pobre. ¿Cómo pretender que la declaración de un presidente en ejercicio no comprometa la responsabilidad del Estado? ¿Entonces quién puede hacerlo? Como si fuera poco, atacaron la expedición en Nicaragua de las líneas de base cuando Colombia había hecho lo propio.

Por eso no creo que podamos esperar un buen resultado. De los 15 magistrados, 8 ya se habían pronunciado en contra nuestra en el fallo de 2012. Además, hay que recordar que la delimitación marítima que tanto nos afectó se había votado por la unanimidad de los 15 jueces. Por nosotros no votó ni el propio juez ‘ad hoc’ designado por Colombia.

A estas alturas se puede anticipar que el fallo será adverso a Colombia. En primer lugar, porque seguramente declarará que hemos incumplido el fallo de 2012 y que hemos violado las zonas marítimas de Nicaragua. Es probable que se nos ordene revisar el decreto 1946, referente a la zona contigua integral, que se revoquen permisos y licencias a buques colombianos que faenan en aguas nicaragüenses y que en definitiva se ordene nuevamente el cumplimiento de la sentencia.

No nos va a quedar otro camino que acatar el fallo. Tremenda despedida para este gobierno y su Canciller. Por supuesto, queda la tentación de no acatarlo. Seguir diciendo que no es aplicable o decir que no es posible antes de que se cumplan las obligaciones de Convemar, o sea, sobre los acuerdos de pesca, contaminación y medio ambiente. Pero no recomendaría este camino porque ello podría seguir indisponiendo a la Corte contra el país en momentos en que se debe decidir la última demanda, que podría suponer la pérdida de otros 80.000 kilómetros.

Y a todas estas, ¿la ‘Vice’ asistirá a la lectura del fallo? ¿Aprovechará el escenario para insistir en su llamado urgente a proteger los océanos del mundo? ¿Y los candidatos? Ya vi sus declaraciones esta semana en EL TIEMPO. Los fallos se acatan, dijo Petro; los fallos se cumplen, dijo Hernández; “no cederemos un centímetro del territorio”, dijo Fico. Fajardo, no obstante tener la información en casa, prefirió guardar silencio.

Comments are disabled.