Image Alt

Cambio Radical le apuesta a la paridad electoral

Cambio Radical le apuesta a la paridad electoral

  • Es hora de garantizar el 50% de mujeres en órganos de dirección y control de partidos políticos y en listas de candidatos para corporaciones de elección popular.

Bogotá, 8 de septiembre de 2022.- Aunque la participación de las mujeres en escenarios políticos ha ido en aumento, la bancada del Partido Cambio Radical busca que la paridad sea un principio que rija la organización y funcionamiento de los partidos políticos en un sentido de obligatoriedad y no solo como una igualdad imaginaria que rara vez se cumple.

“Con el proyecto de ley que acabamos de radicar en la Secretaría del Senado buscamos garantizar la presencia de mínimo el 50% de mujeres, tanto en los órganos de dirección y control de las colectividades, como en las listas de candidatos que se inscriban para corporaciones de elección popular. En el caso de las listas impares, la diferencia entre el total de hombres y mujeres no podrá ser superior a uno”, explicó la vocera de esta iniciativa, la Senadora Ana María Castañeda.

Para la Senadora Castañeda, es necesario alcanzar la paridad puesto que la participación política de la mujer debe ir más allá del derecho al voto que fue conquistado hace más de 60 años en Colombia. En sus palabras, esta debe incluir también el derecho a participar en todos los espacios donde se deciden asuntos públicos, desde el gobierno nacional y local hasta las organizaciones civiles y sociales.

“Los esfuerzos se han realizado. Por ejemplo, en el Senado de la República se observa un incremento de las mujeres elegidas cercano al 10%, pasando de 21,3% a 30,4%; en Cámara alcanzamos el 27.8%, sin embargo, por cada 10 candidatos que querían llegar al Congreso en 2022 cuatro eran mujeres, y la tasa de éxito no fue la esperada. Estamos en mora de ponernos a la altura de los países donde la paridad se convierte en un principio efectivo de la democracia y se da muestra de una verdadera equidad. Pues está demostrado que este principio no solo se legitima el derecho humanitario de la igualdad, sino que también tiene una gran influencia en el crecimiento, la competitividad y en el futuro de las economías y de las empresas”, puntualizó la Senadora Ana María Castañeda.

Ir al contenido